martes, 30 de noviembre de 2010

Crónica de unas Jornadas (Parte 2)

El día empezó bastante animado, se unieron a la mesa de Zhenoghaia más jugadores de los que tenía previstos para el primer módulo que iba a dirigir (La Sombra del Sylffe) pero como acostumbro a hacer siempre hay espacio para un jugador más. En poco tiempo tuve preparado otro personaje más para la aventura que ya desde el principio apuntaba ser de lo más intensa, por las vivencias y experiencia previa de los jugadores sentados a la mesa. Uno de ellos, Paco Sánchez el responsable de El Refugi del Rol, un proyecto pensado para todos aquellos jugadores y directores de juego que no tienen grupo y que desean encontrar uno. A través de su foro es muy sencillo ponerte en contacto con más gente qué busca lo mismo, indexado por ubicación geográfica y por juego/temáticas. La verdad es que yo personalmente tuve una charla muy interesante con Paco acerca de su proyecto y de muchas otras cosas, yo soy de los que piensa que este tipo de cosas son necesarias y muy beneficiosas para todos aquellos aficionados al rol.

A mi mesa también acudió uno de mis jugadores habituales, David (o más conocido como Sithar Ildarin) uno de esos jugadores que sabe disfrutar de la trama y que se sumerge en el argumento saboreando todos los detalles. Acudió a esta mesa ya que él siempre ha tenido un especial interés en probar este módulo. El resto de jugadores también eran ya veteranos y supieron acomodarse muy bien a la ambientación completamente desconocida para ellos. La aventura empezó con mucho gancho y los jugadores se movieron muy cautelosos durante toda la sesión. Lo cierto es que pocas veces he visto jugadores moverse con tanta facilidad en La Sombra del Sylffe. Poco antes de la hora de comer, terminamos la aventura con éxito y sin bajas.
(La Sombra del Sylffe)

Quim de Maqui Edicions estaba en la mesa de al lado dirigiendo el retroclon de "Cataus" y con un rotundo éxito según me comentaron algunos de los jugadores. Tras terminar las sesiones matutinas llegó el momento de tomarse un descanso e ir a comer algo tras la árdua tarea de dirigir en jornadas. Cerca del recinto encontramos un restaurante en el que disfrutamos de unas suculentas pizzas que nos dieron fuerzas para continuar las jornadas. También debo decir que la conversación que tuve con Quim fue la mar de interesante, ya que además confirmamos la teoría de que David (Sithar) es un Munchkin, aunque él no lo reconoce (aún). Tras unas risas y con el estómago lleno continuaron las partidas.

Ahora era el turno de La Cabeza de Khaligh, un módulo reciente que ocurre en el continente selvático de Linaes, dónde los personajes se unen a una expedición arqueológica en busca de una reliquia sagrada para la antigua cultura taura. Los jugadores esta vez eran más variados, había algunos que nunca se habían sentado en una mesa de rol, lo cual hizo que Zhenoghaia fuera el primer juego de rol que probaban. La partida fué bastante rápida, el nivel de dificultad es algo elevado y los personajes cayeron en una de las trampas más peligrosas del módulo. Por desgracia ningún personaje logró salir con vida, un detalle que tendremos en cuenta en la revisión final del módulo, es demasiado duro para personajes recién creados.

Ya bien entrada la tarde La Sombra del Sylffe volvía a estar llena de jugadores y de nuevo había más jugadores de los que tenía listos para la aventura. No sabemos si es por el nombre o por el póster promocional de la aventura, pero este módulo siempre ha sido bien recibido en todos los eventos roleros a los que hemos acudido. En esta ocasión los jugadores eran también veteranos y de diversos juegos, la sesión prometía y no me equivocaba. Entre los jugadores había unos verdaderos expertos en investigación y eso se notó durante la partida. Tras muchas vueltas de tuerca los personajes lograron llegar al final del módulo preparados para afrontar lo que sea. Y así fue, de hecho creo que en esta sesión hemos obtenido uno de los resultados más potentes para añadir a la ambientación oficial, tal y como tratamos de hacer con algunos módulos de Zhenoghaia, todo se verá , pero esta vez nos gustó mucho el resultado final, en el que no solo lograron acabar la aventura sino que además la interpretación de los jugadores fue muy buena.

(La Sombra del Sylffe)



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada