martes, 16 de marzo de 2010

La Tumba de Fujenn-Ka


En los 14 años de historia del juego Zhenoghaia han existido varios módulos que han sido característicos y "típicos", especialmente para aquellos que se iniciaban en el peligroso mundo del juego. De todos ellos hubo uno que recuerdo con especial cariño. Se trata de un módulo que escribí hace ya seis años, un módulo especialmente duro diseñado para dar caza a esos jugadores bravucones que alardeaban tener personajes muy poderosos, cuando yo proclamaba siempre tanto a jugadores como a MZ's (directores de juego de Zhenoghaia o "Maestros de Zhenoghaia") que no siempre es primordial tener un personaje poderoso, sino un jugador diestro detrás.

En aquellos tiempos tanto yo como mis jugadores más habituales teníamos muchas influencias externas a la hora de sentarnos a jugar una aventura de Zhenoghaia. Influencias como el videojuego "Diablo" o el archi conocido "D&D" de mesa. Todo aquello nos inspiró a dar rienda suelta a ese tipo de juego, el típico "Dungeon". Zhenoghaia siempre ha tenido un hueco para recrear partidas de ese tipo, ya que al ser un mundo antiguo, existen muchos lugares que saquear y muchas viejas tumbas que explorar en busca de riquezas o reliquias que vender a los museos.

Así que basándonos un poco en el estereotipo Dungeon y en las aventuras más "pulp" (como Indiana Jones por ejemplo) empezamos a trazar aventuras en esa tesitura. En aquellos días estábamos jugando una campaña de larga duración que llevó a los personajes a visitar un antiguo monumento en honor a un viejo faraón yurita (los antiguos hombres del desierto) y allí es donde nació la idea (y el largo camino) hacia la tumba del faraón Fujenn-Ka.

Actualmente ya que estamos finalizando los Playtests (y por que desgraciadamente tengo demasiado tiempo libre) he comenzado a reescribir el módulo. He retocado el índice de criaturas del interior del complejo, reescrito algunos de los enigmas y reestructurado el sistema de trampas de las galerías exteriores (las interiores están bien, las exteriores eran demasiado letales). Para esto me he basado en libros de exploradores reales (Peter Chateau, René, Henry Salt...) en sus vivencias y en general el ambiente que vivieron cuando visitaron/exploraron determinados monumentos funerarios.

También he leído mucho acerca de la creación de criptas y dungeons según algunos grandes del mundillo (entre ellos Gygax y Anerson). Ciertamente he trabajado mucho en ese aspecto. Quería algo mejorado, una versión actualizada y más realista del módulo que escribí hace tanto tiempo, la aventura que llevó a la muerte a muchos intrépidos personajes. ¿Estarán listos los de las nuevas generaciones para enfrentarse al horror arcaico de Fujenn-Ka? Eso sólo los dioses lo saben...

Ángel López 2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada